Tienes la solución a todo lo que quieres conseguir.

Tan solo tienes que saber escucharte.

Justo antes de dormir, medita sobre lo que quieres conseguir en tu vida.

Justo al despertar escucha tus susurros. Tu corazón te habla en forma de corazonadas.

No dejes de escucharlas, pues ellas tienen la mejor solución para ti.

A veces no queremos escucharlas y los susurros se convierten en palabras y las palabras se convierten en gritos.

Para qué perder el tiempo tan preciado cuando es limitado.

Sueña a lo grande. No tengas límites, cuesta lo mismo soñar a lo grande que a lo pequeño.

Y vete a por ello.

Recuerda, que las neuronas del corazón nunca se equivocan.

Felices sueños despiertos…

Share This

Share This

Share this post with your friends!